martes, septiembre 05, 2006

Hay el Dominicano....

En nuestro país cuando una persona muere los amigos de la familia y persona allegadas solo sienten el dolor en el momentos que reciben la noticia, por que siempre tiene vente mil obligaciones, por lo cual no pueden asistir al muertorio, y optan por asistir a los Nueve días, como le suelen llamar, ya que piensan que allí verán a fulanito de tal su gran amor de varios años, y por ende no puede dejar de ir y mas a un no se puede perder ese corro que se hará allá y el lambe de brugal que se darán jugando domino y haciendo sus respectivos cuentos en una esquina y curándose del yeyo que le dera a la esposa, hija y hermana del muerto.

Lindo fue cuando murió la mama de Mercedita que vivía en San Juan, tuve que Josefina su canchanchana de longtime se encargo de recoger a titirimundati para llevarlo disque a cumplir con la doliente, alquilaron un minibus y lo llevaron fletiao hacia San Juan. Pasaron el día anterior ubicando esa pinta que se pondrían al otro día, como ya sabemos blanco y negro… of course, no puedes llevar una pizcada de otro color, o serás el centro de atracción de los demás.

Esa noche no durmieron ya que tenían que reunirse en X lugar, que será el punto de encuentro a las 4:00a.m, ya que será largo el trayecto. En el camino iban con un tremendo bachaton y sus respectivas botellas de brugal que no se queda (claro botellas, ya que no usan vasos, es a picotazo limpio).

Van pensando todo el camino de la jartura que se darán cuando lleguen. Cuando llegan allá antes de darle el pésame al doliente, lo primero que ubicaron, fueron esas dos pailas de crenchen con chivo. y se sentaron debajo de la sombrita más cercana a la comida.

Después de comer la siguiente dos horas fueron para reposar la jartura hasta que llego la hora de partir hacia la capital. En el camino hicieron varios paradas para comprar canquiñan, palitos de queso y la famosa paleta del chavo que nunca se queda, etc.

Lo mas increíble del caso que en el camino de regreso iban comentando sobre la comida, uno dije que estuvo salada, otro dijo que le echaron muy Chin, otro dijo que le echaron fue un cotichar, y Juan como siempre se fue a dar vuelta por esos matorrales y no estuvo durante la repartición.

Y el tema principal de Martha desde que llego a su casa fue: “yo pensaba que la familia de fulana vivía en otras condiciones" ya que se encontró envés de un baño con una tremenda letrina.

Pero se supone que usted, que sale de madrugada de su casa, aun trayecto tan largo y cansoso a tierras lejanas supuestamente a cumplir en el dolor de ese amigo, vecino o familiar y resume todo en críticas y quejas, y es tanto así que se llega hasta a enemistades.

Por eso es que digo que cuando yo me muera, no me hagan rezó… me morí me enteran y se acabo todo!!!

13 Comments:

Publicar un comentario

<< Home